Nuevo tratamiento para la EM

La Agencia Americana del Medicamento ha aprobado el primer tratamiento oral para las formas recurrentes de la esclerosis múltiple, que será comercializado por Novartis con el nombre de ‘Gilenya’.

El nuevo producto, cuyo principio activo es fingolimod, supone una “excelente” y “cómoda” alternativa ya que se administra en cápsulas, (frente al tratamiento habitual mediante inyecciones) según ha destacado Nicholas LaRocta, Vicepresidente de Asistencia Sanitaria y Políticas de Investigación de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple estadounidense.

Los ensayos clínicos realizados previos a la aprobación del producto han demostrado que este nuevo fármaco, en dosis diarias de 0’5 miligramos, reduce la frecuencia de las recidivas y la reactivación de la enfermedad, al tiempo que ayuda a ralentizar la aparición de algunos de los problemas físicos provocados por la EM.

Al parecer, su mecanismo de acción ayuda a reducir el ataque del sistema inmune al sistema nervioso central manteniendo a los linfocitos fuera del mismo. Esto evita que ataquen la mielina, evitando el daño neuronal.

El siguiente objetivo de Novartis es poder comercializarlo en otros países, como ha confirmado Trevor Mundel, responsable internacional de Desarrollo de Novartis Pharma AG, quien ha reconocido que “están buscando activamente la aprobación regulatoria en Europa y en el resto del mundo”.

Se espera que el producto esté disponible en unos meses. El retraso respecto a este dictamen se debe al papeleo típico que rodea a la aprobación de los nuevos fármacos.

Uno de los mayores efectos secundarios que este fármaco puede generar es una reducción de la frecuencia cardíaca de los pacientes y problemas visuales, como la degeneración macular, sobre todo en pacientes diabéticos. También se pueden registrarproblemas hepáticos. Por ello se recomienda la supervisión médica durante el tratamiento.